Tuenti implanta su nueva interfaz entre desaprobaciones

Aunque ya era posible utilizar el nuevo diseño de Tuenti desde hacía algún tiempo, desde el pasado viernes la red social española ha activado, para todos los usuarios, una nueva interfaz que ha sido recibida con numerosas críticas, a pesar de venir anunciada como más “ágil y sencilla”.

Con las miras en los smartphones

Se trata de un cambio casi radical. Quizá sea fácil habituarse a este diseño tras unos minutos de tanteo, pero muchos se plantean cuál es el motivo de otro cambio más en la plataforma. La reforma de Tuenti va orientada, según explicó su vicepresidente Phil Arkcol en el blog corporativo, a agilizar el uso de la red social en los dispositivos móviles. Es una razón tan sencilla como que cada vez más usuarios prefieren conectarse desde sus smartphones , y las pantallas de estos dispositivos tienen ciertas limitaciones que las nuevas modificaciones pretenden limar.

Con todo, este Tuenti no convence. Incluso ha sido posible leer comentarios y estados amenazando con dejar la red social y mudarse al todopoderoso Facebook. Por cierto, muchos habrán notado la influencia más que notable que el rey mundial de redes ha tenido en el lavado de cara de Tuenti, sobre todo a la hora de presentar las imágenes.

¿Qué ha cambiado Tuenti?

cupcake_profile_es1--644x362Entre los cambios principales está la desintegración  de la pestaña superior de funciones básicas (Inicio, Perfil, Mensajes, etc). Ahora la parte derecha de la pantalla se centra en la comunicación entre usuarios, con un apartado de mensajes privados, un chat más destacado y la opción de crear grupos. Por el contrario, la información personal, el tablón y las entradas han perdido gran parte del protagonismo, y la distribución de las fotografías se ha desplazado y ha sufrido una remodelación estética en su presentación.

Pero… muy mal, ¿eh, Tuenti?

A pesar de haber seguido a Facebook en muchos aspectos, ya hay quienes califican esto como “el mayor error de Tuenti”, y hasta se vaticina la vuelta al sistema clásico ante la posible pérdida de cuentas.
Queda en el aire la pregunta de si Tuenti rectificará ante las fuertes críticas recibidas, o confiará en que los gustos de los fans de esta red se adapten a su nueva configuración. La plataforma española se ha arriesgado y ahora se juega, por muy afianzada que esté, su permanencia en un mercado tan difícil y efímero como es el de las redes sociales.