⊕ El ciberactivismo: las rebeliones del siglo XXI

IntroducciónCarolina difundió la convocatoria de la manifestación del 15 de octubre del 2011. Gracias a ella y a personas como ella, alrededor de medio millón de personas salían a la calle en dicha fecha. El periodista americano Jeff Jarvis se compró un ordenador Dell que se rompió en poco tiempo, sin poderse arreglar. El periodista lo denunció en las redes. John Tyner mostró en un vídeo en YouTube el acoso al que le sometió la policía en el aeropuerto de San Diego. En 2012, la plataforma ‘15MpaRato’ consiguió recaudar 15.000€ en un tiempo récord, y con ellos presenta una querella contra Rodrigo Rato y el consejo de administración de Bankia en su salida a Bolsa. La operación #OpCashBank animaba a los estadounidenses a retirar sus ahorros de los grandes bancos y depositarlos en las Credit Unions. Ninguno de estos hechos se hubiera producido sin la mediación de Internet. Son ejemplos de ciberactivismo, esa nueva forma de transmitir información y de organizar los movimientos sociales.

Internet tiene sus orígenes en el ambiente universitario, y es creado con la intención de fomentar el intercambio de ideas y conocimientos para poder avanzar en investigaciones. Pero su uso se acabó generalizando en los años 90. Por eso, en la asamblea anual del World Economic Forum en 1996 fueron invitados Bill Gates y el hacker John Perry Barlow. Este último les advirtió a los poderosos que “no ejercéis ninguna soberanía sobre el lugar en el que nos reunimos”. Diecisiete años después, los medios de comunicación financiados por empresas privadas, las instituciones políticas y las grandes empresas se han asentado en Internet. Sin embargo, no han sido capaces de acabar con el ciberactivismo. Hoy en día, Internet sigue siendo el medio a través del cual se pueden denunciar las injusticias y llegar a un amplio público.

¿Cuáles son las técnicas utilizadas por los ciberactivistas?

Técnicas sencillas de ciberactivismo:

– La forma más sencilla de ciberactivismo es la firma de peticiones. Esto se puede hacer en numerosas páginas web, entre las que destacan Change.org o Avaaz.org.

– Otra forma muy sencilla de ciberactivismo es promocionar organizaciones que defienden los derechos humanos o la conservación del medio ambiente poniendo fotos de estas en las redes sociales, en páginas web…

– También se puede colaborar difundiendo los actos físicos de una organización a través de correos electrónicos a amigos y conocidos.

– Las redes sociales (en particular, Twitter) facilita el contacto con los tomadores de decisiones. Se les puede enviar mensajes en los que se les informe de las injusticias que se dan en la sociedad.

Técnicas más laboriosas de ciberactivismo:

– La creación de un blog puede ser una muy buena manera de difundir información sobre, por ejemplo, violaciones de los derechos humanos. El objetivo del blog de un ciberactivista es ser leído, por lo que las entradas deben ser cortas, concisas y claras; y es recomendable incluir material audiovisual.

Técnicas

Cabecera del blog del ciberactivista chino Isaac Mao

– La elaboración de vídeos es otra forma de ciberactivismo, ya que estos son fácilmente difundibles a través de la Red, pueden incluir gran cantidad de información en poco tiempo y atraen más la atención de una persona que un texto.

– Traducir textos de organizaciones internacionales al castellano.

Sin embargo, hay agrupaciones que han ido más allá en el activismo a través del ciberespacio. Dos claros ejemplos de ello son WikiLeaks y Anonymous.

WikiLeaks, un problema para Estados Unidos

Uno de los proyectos más elaborados y de más difusión del ciberactivismo es WikiLeaks. WikiLeaks es una página web encargada de recoger filtraciones y noticias sobre comportamientos gubernamentales no éticos. Tras abrirse en 2006 y comenzar a funcionar en 2007, alcanzó la fama gracias a las filtraciones hechas acerca de la actuación estadounidense en las guerras de Irak y Afganistán. Debido a esto, en diciembre del 2010, Estados Unidos inicia una serie de acciones que tienen como fin acabar con el acceso a WikiLeaks por desvelar sus secretos de Estado, algo que ponía en peligro a algunas personas según el gobierno estadouidense. A pesar de bloquear sus cauces de financiación, numerosos usuarios crearon espejos, con lo que los contenidos de la página continuaron siendo visibles.

Entre los defensores de WikiLeaks se cuentan el expresidente de Brasil Lula da Silva y el grupo Anonymous. Sin embargo, algunos investigadores como Daniel Estulin afirman que WikiLeaks es solamente un montaje de la CIA para justificar en el futuro la censura en Internet en nombre de la seguridad y del orden público.

Wikileaks

Julian Assange, con la bandera de Ecuador al fondo

Por su parte, El Pentágono ha criticado duramente a WikiLeaks. Personalidades como Sarah Palin (excandidata a vicepresidenta de los Estados Unidos por el Partido Republicano) han comparado la lucha contra WikiLeaks con la lucha contra Al Qaeda. Otros, incluso, han llegado a pedir la ejecución del fundador de la plataforma, Julian Assange.

A todo esto hay que sumarle el hecho de que Julian Assange está acusado por violación de menor y acoso sexual. Pese a este escándalo, Ecuador concedió al australiano el derecho de asilo, justificándolo por el peligro que corre la vida de Assange ante una hipotética extradición a Estados Unidos, donde está vigente la pena de muerte.

La ‘guerrilla’ de Anonymous en Internet

Anonymous1

La máscara de ‘Anonymous’

Hay un grupo de personas que lleva a cabo ataques directos contra las instituciones tradicionales a través de la Red. Ese grupo es Anonymous. En realidad, no se puede hablar de que sea una organización, ya que simplemente son un conjunto de colectivos que llevan a cabo acciones en nombre de Anonymous. Esa unidad queda representada con la famosa máscara de Guy Fawkes.

Anonymous se opone a las estructuras de poder tradicionales, y una prueba de ello son sus características organizativas. Ante la jerarquización y la existencia de representantes en la estructura social, Anonymous opta por una organización horizontal en la que no existen representantes, ni siquiera personas reconocibles, ya que todos sus integrantes son anónimos. Las acciones son propuestas por un individuo o por un grupo de individuos, y el resto decide apoyar esa iniciativa o no. Por su parte, Daniel Estulin también sostiene respecto a Anonymous que son una excusa para promover la censura en Internet.

Tras una gran polémica con los cienciólogos en sus inicios, destacan las siguientes acciones de Anonymous:

– En diciembre de 2010, cuando se impiden las donaciones a WikiLeaks, Anonymous ataca los sitios web MasterCard y Visa.

– En 2011, durante la “primavera árabe” Anonymous ataca webs gubernamentales.

– En 2012, ante el cierre del sitio de descargas Megaupload, Anonymous atacó las webs de la Casa Blanca, del Departamento de Justicia estadounidense y de Universal Music.

Anonymous2

Pero no todo es Internet…

Pascual Serrano

Portada del último libro de Pascual Serrano

En un artículo reciente, el periodista español Pascual Serrano critica la excesiva importancia que se le da a la lucha virtual. Los internautas se sienten satisfechos por haber firmado una petición en Change.org para que Rajoy dimita. Sin embargo, la firma de un ordenador no sirve para absolutamente nada. Lo que de verdad importa es la realidad. Porque la gente muere de hambre en la vida real, la educación y la sanidad se están deteriorando en la vida real, la explotación laboral se da en la vida real… Y nada de eso se puede solucionar desde una lucha virtual, según el autor.

Anuncios

3 pensamientos en “⊕ El ciberactivismo: las rebeliones del siglo XXI

  1. Muy interesante y completa entrada. Internet es una buena herramienta para organizarse y comunicar mas allá de los grandes medios y ha originado una auténtica revolución de la información, pero no hace milagros. La web no puede suplantar la realidad, estoy de acuerdo con Pascual Serrano en cuanto a que se le da demasiada importancia a la lucha virtual. Internet es una herramienta, no un auténtico escenario.
    En cuanto a las organizaciones como Wikileaks o Anonymous, son un claro ejemplo del poder que puede tener Internet. En cuanto a quién realmente las dirige o si son inventos de la CIA, me inclino a pensar que no, pues han desacreditado bastante a ésta y a gobierno americano en general, sin embargo no sería la primera vez que hacen algo parecido (un ejemplo es el mismo Julian Assange y su no muy transparente acusación), por lo que no hay que endiosar a gente que ni siquiera sabemos quién es.

  2. Yo estoy de acuerdo con Marta en que Internet es una buena herramienta para movilizar a la población, así como ser un sitio donde se intercambian opiniones, pero también creo que la verdadera lucha se hace en la calle, haciendote notar y escuchar.

  3. Está claro que internet tiene un papel muy importante a la hora de llevar a cabo movimientos sociales. Siendo realistas, prácticamente todo el mundo que conocemos tiene acceso a internet, bien desde un ordenador o desde un smartphone. El uso de las redes sociales se ha incrementado y un caso particular como Twitter ha adquirido un poder muy fuerte desde hace unos años hasta hoy.
    Movilizaciones como el 15M han tenido gran difusión en la red y mucha gente se ha enterado de ellas a través de internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s